fbpx


Volar en avión puede evocar una amplia gama de sensaciones y emociones en las personas. Las sensaciones de volar en avión son de lo más variopintas. Cuando eres tcp las sensaciones y emociones son diferentes a las de los pasajeros. Te acostumbras a muchas de las situaciones y normalizas la mayoría de las sensaciones como si fuesen normales, pero hay muchas cosas que, incluso pasados muchos años, te siguen tocando el corazón.

Aquí hay algunas de las experiencias y sensaciones comunes asociadas con el vuelo como pasajero:

Emoción y Anticipación: Antes del vuelo, es común sentir emoción y anticipación, especialmente si es un viaje especial, vacaciones o un evento importante. Las emociones como tcp se basan más en el trabajo, en los procedimientos, en la seguridad. También, porqué no decirlo, en los efectos colaterales maravillosos que tiene nuestro trabajo. Esos efectos pueden ser un destino que nos gusta mucho, unos compañeros de trabajo geniales, el hecho de sentirnos tcps en el avión y estar felices con el trabajo de tripulante de cabina de pasajeros. La emoción es una de las sensaciones de volar en avión más común.

Asombro por la Altitud: La vista desde la ventana del avión, especialmente durante el despegue y el aterrizaje, puede ser impresionante. Ver las nubes, el cielo y la Tierra desde una altitud elevada puede generar asombro y admiración. En nuestro caso no nos asombra pero ese mar de nubes siempre hace que se te esboce una sonrisa. Y ya no hablamos días especiales como cuando ves auroras boreales o el fuego de San Telmo

Emoción durante el Despegue: La aceleración y la sensación de despegue pueden causar una mezcla de emoción y adrenalina. La fuerza G y el cambio de perspectiva son experiencias únicas. Ese momento en que empieza el vuelo siempre es un nuevo comienzo. Es el momento del silent review, de estar seguros, de pensar en lo que puede ocurrir y en lo increíblemente preparados que estamos los tcps para asistir a los pasajeros en caso de una emergencia. Como sabéis los despegues y los aterrizajes son los momentos más críticos en un vuelo y donde ocurren el 90% de las situaciones de peligro y accidentes aéreis.

Paz en Altitud de Crucero: Una vez que el avión alcanza su altitud de crucero, muchas personas experimentan una sensación de calma y paz. La cabina suele estar tranquila, y los pasajeros pueden relajarse y disfrutar de la suavidad del vuelo. Siempre que no haya turbulencias claro está. Nosotros estamos trabajando y, aunque no queremos, siempre es un momento de estar centrado, de desconectarnos del móvil y tener esas maravillosas sensaciones que te produce el estar desconectado o… en modo avión.

Ansiedad o Nerviosismo: Algunas personas pueden experimentar ansiedad o nerviosismo durante el vuelo, ya sea por miedo a volar, a alturas o simplemente por la naturaleza desconocida del entorno. Los tcps estamos preparados para un entorno que al resto les puede resultar extraño. El nerviosismo no suele ser parte de nuestro juego.

Desconexión del Tiempo: En vuelos largos, especialmente a través de diferentes zonas horarias, los pasajeros pueden experimentar una desconexión temporal. Esto puede causar cierta confusión sobre la hora del día. Para nosotros los tripulantes es más fácil acostumbrarse a los cambios horario y demás. Al final lo hacemos más a menudo y la práctica obliga a mejorar. Eso sí, es un hecho: los tcps vivimos con sueño.

Apreciación de la Tecnología: Volar es un logro tecnológico impresionante. Algunas personas experimentan una apreciación por la ingeniería y la tecnología que hacen posible el vuelo. Cuando conoces toda la mecánica del avión, entiendes porqué vuela y todo lo que ocurre en cada momento. Siendo así te sientes más seguro y aprecias mucho más la evolución de la tecnología aeronáutica.

Cambio de Presión: Durante el despegue y el aterrizaje, así como en ascensos y descensos, algunos pasajeros pueden experimentar cambios en la presión, especialmente en los oídos. Masticar chicle o bostezar a menudo ayuda a aliviar este malestar. Para los tripulantes de cabina esto sí que está ya automatizado al máximo.

Sensación de Pequeñez: Mirar por la ventana y ver vastas extensiones de tierra o nubes puede generar una sensación de pequeñez en comparación con la inmensidad del cielo y la Tierra. Cuando eres tcp eres consciente de lo grande que es el mundo y lo pequeño que se te puede llegar a hacer cuando has visitado tanto. Viajar es de las cosas más maravillosas que tiene esta profesión.

Esperanza al Aterrizar: A medida que el vuelo se acerca al destino, muchos pasajeros sienten anticipación y esperanza por lo que está por venir, ya sea un reencuentro, una nueva aventura o simplemente llegar a casa. Home sweet home. Estamos tanto fuera de casa que llegar siempre es un placer, un logro.

¿Tú cuántas de estas sensaciones tienes cuando vuelas? Coméntanos y danos tu opinión.

Si quieres leer más artículos de aviación AQUÍ te dejamos el enlace directo a nuestro blog de noticias y datos curiosos sobre la aviación y el trabajo de tripulante de cabina de pasajeros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad